CERCA DE 25.000 NIÑOS CANARIOS TIENEN ALGUNA ALERGIA ALIMENTARIA

Con la entrada en vigor del Reglamento (UE) nº 1169/2011, sobre de Información facilitada al consumidor, que obliga a declarar los alérgenos presentes en los alimentos, se encuentren envasados o no. Esta novedad obliga a restaurantes, cafeterías, carnicerías, panaderías, etc. a informar sobre la presencia de alérgenos en sus establecimientos.

Los alérgenos que deben citarse según dicha normativa son: cereales que contienen gluten, crustáceos, huevos, pescado, cacahuetes, soja, leche, frutos con cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, pistachos, nueces, pacanas,…); apio, mostaza, sésamo, dióxido de azufre y sulfitos, moluscos y altramuces.

 En Canarias, un estudio realizado por SANPANI -entidad tinerfeña formada por investigadores universitarios expertos en calidad y seguridad alimentaria- revela que en torno al 8% de los niños menores de tres años (cerca de 25.000) presentan alguna alergia de este tipo.

 La OMS habla de este tipo patologías como la gran pandemia del siglo XXI y las sitúa entre las seis patologías más frecuentes y son la enfermedad crónica más común en la infancia.

 Hace veinte años se decía que las alergias afectaban al 20% de la población, ahora el porcentaje prácticamente se ha doblado y se estima que en el 2025 llegará al 50%;

 La OMS sitúa las alergias entre las seis patologías más frecuentes, y son la enfermedad crónica más común en la infancia.

 Según la responsable de comunicación de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEIAC), la asistencia a urgencias por reacciones alérgicas a alimentos en niños ha crecido un 350% en los últimos años.

 foto alrgenos-jpeg